12.6.09

vos.

te encanta ser la protagonista.
siempre tenés que reaparecer.
cada tanto, de manera más o menos sutil.
con un alarido punzante.
o una carcajada desgarrada del lado izquierdo de mis caminitos oxidados.
y chorreás pellizcos cada vez que estiro las manos...
para recordarme aquello que nunca llego a alcanzar.

podrías dedicarte a dejarme correr cuando el semáforo se pone verde en medio de avenida siete. o no ser mi sombra cuando giro hacia mi derecha de manera abrupta.
si querés, al menos dame una tregua mientras subo las escaleras y me tropiezo una y otra vez con vos.
ya sé que no es(sos) gran cosa. pero no puedo evitarlo.
porque sabés bien lo que significa que vuelvas, cada tanto, para recordarme dónde estuve.
sólo yo sé de las horas de llanto a oscuras y en silencio entre mis sábanas, sólo yo entiendo de miedos y frustraciones, de ganas de tirar la toalla, de impotencia y vacío. de no-alivio.
porque sos como un nubarrón que me vuelve a llenar de incertidumbres y me obliga a quedarme quieta, esperando. sí, esperando a que te vayas.

así que borrate. llevate esta angustia y esta bronca, estas ganas de no dar la cara, estos fantasmas. llevate el calor seco, los boletos de micro, las prohibiciones, los antiinflamatorios, antirisas, antiensayos, antipaz, antifraseshechasdealivio, antiplacebos, antiexcusasdecartóncorrugado, antiinsomnio.

porque hace siete años y medio que la protagonista quiero ser yo.


9 comentarios:

Agustina Valeria dijo...

Increíble. Antipaz, cuántas han sidos las noches por las que me he dormido abrazada a mi almohada pensando en él. Lo que pueden provocarnos.

Un beso! Segui asi!

clarita. dijo...

Esa cicatriz es la prueba más evidente de que sos una MUJER con todo en su lugar y con la fuerza suficiente para llevarse el mundo por delante y levantarse 4 veces después de haber caído 3.
De vez en cuando no nos viene mal recordar lo feo que la pasamos y las amargas experiencias que hoy nos hacen ser felices. Menos enroscadas. Más simples. Más sinceras y más dedicadas a exprimir cada momento de felicidad porque sabemos que todo pende de un hilo... estuvimos en el fondo y salimos a flote. Eso, es IM PA GA BLE.
Pronto se te va a pasar. Aprovechá para reconocerte más fuerte que en aquel momento, para decirle que se deje de hinchar que la pulseada siempre la vas a ganar vos y para darte cuenta que cuando no estás te extrañamos mucho. (Eso es muy personal, jiji, pero REQUETE segura que hay muuuchos que comparten el mismo pensamiento conmigo.)

Te quiero muchísimo amiga.
Nos vemos para el té.

Ciela dijo...

me encanta la manera que escribis !
felicitaciones taurina !!!!

stefi dijo...

siempre vas a ser la protagonista, agu. por mucho que haya escollos femeninos interpuestos desde atrás. por mucho que duela el peso de cualquier mochila. por mucho que haya que parar más de dos veces en una misma cuadra. vos sos la protagonista. de eso, no hay dudas. basta con mirarte a los ojos. bastás vos. princesa.

te quiero mucho.

Anónimo dijo...

Eres un ángel. Y tuvieron que hacerte desaparecer alas para que nosotros pudiéramos caminar a tu lado. De ahí viene esa cicatriz. No no no, parece mentira que una chica tan así como tú no se haya dado cuenta.

Algún día volveran a crecerte esas alas. Y ese día, por lo que más quieras, no vueles demasiado lejos, no nos dejes solos.

Un abrazo.

CINCO POR UNO dijo...

ganas de tirar la toalla?
No se lo cree ni vos eso.
Leyéndote descubro tus ganas de vivir, de ser protagonista, de seguir adelante.
VAMOS TODAVIA!!!!!!!!!

cosasimpropias dijo...

tus letras demuestran un activismo q dudo pueda encajar en el rol de espectadora. lindo blog :)

Paloma dijo...

Por que? No se. Pero yo no lo asocié a ningún muchacho, y además se que tu racha de anticosashermosas va a pasar pronto, porque sin conocerte sos de las mias.. y los dias de depresión no nos sientan bien mi querida Greta :)

Sebastián dijo...

¡La protagonista es esa espaldaaaaaa!