25.5.10

it's time the truth was out that he don't give a shit about me.

No, mirá, te lo voy a decir de la forma más simple y liviana: ya está.
No, pero, ¿sabés qué? ¿Por qué no probás metiéndote tus discursos tan bien ensayados en tus canciones? Tal vez así tengas más suerte con la próxima idiota que envuelvas.
El problema acá es que la estúpida soy yo, claramente. ¿En qué momento se me ocurrió que podía llegar a importarte algo que tuviera que ver conmigo y no con vos? ¡Ahhhh, cierto! ¡Cuando vos mismo me lo dijiste! ¿Cómo era? Eso del último que me jodiera, de las cosas dichas en la cara, de lo importante que es hablar y deshojar los sentimientos sobre la mesa...
Y yo que soy tan pelotuda, que te quiero tanto, que le guardo tanto respeto a tu nombre y a nuestra historia, queriendo buscarte una, dos, tres veces para terminar las cosas como corresponden. Porque bien podría haber optado por hacerme la boluda y desaparecer, buscar la forma más impersonal y cobarde de cerrar la puerta. Pero no, insistí, traté de explicarte... incluso preví esto y te ofrecí que ni te gastaras en una pendeja tan olvidable y tramitáramos la cuestión de la forma que más conveniente te resultara.
Y no. Arremetiste con tus palabras que siempre parecen sinceras; qué ingenua. Y me quedé esperando a ver qué venía después de tu música, tu fin de semana, tu fútbol, tu cansancio, tus groupies, tu olvido, tu desinterés... la lista sigue y no veo mi nombre en ningún lado. Ya sé que no soy (ni nunca fui) una prioridad y que demasiado tarde entiendo que son tus hechos los que hablan por vos.
No, escuchame vos a mí. ¿Era tan difícil serme sincero una puta vez en tu vida? Si en verdad no te importa, si nunca dejaste de ser el mismo egoísta que movía cielo y tierra para satisfacer los intereses propios... ¿para qué me bicicleteás durante tanto tiempo? Y ahora no vengas a querer saldar pendientes porque la causa preescribió y no voy a andar mendigando el tiempo de nadie que no me lo quiera dar por voluntad propia, porque no tiene sentido (it doesn't make sense I should fall for the kingcraft of a meritless crown).
Quitémosle el tono andreadelboquiano, porque esto no se trata de estar enamorada de vos (in fact I can't stop falling out); esto se trata de no poder creer que seas tan desconsiderado, egoísta, irrespetuoso, desimplicado. Que tomes mis palabras con tanta liviandad. Que te cagues tanto en todo.
¿Sabés? No tenías necesidad de dejarme con este gusto amargo de calentura y rabia. Podríamos haber puesto el punto final de una forma mucho más valiente y sana. Pero vos siempre elegís el modo incorrecto de hacer las cosas. O ni siquiera elegís, dejás que te fluyan por el costado.
Go ahead. Flip your shit past another lasses.

Farewell, you silly stupid pastime of mine.

Y Feliz Bicentenario.


(escuchar a Fiona Apple en momentos de sangrado por la herida, eleva el girl power a niveles inusitados... así que God save Fiona)

3 comentarios:

Lu dijo...

así que God save Fiona, sí sí y sí

te hace descargar de maneras muy locas, pero siempre un descargo es bueno

¡ me encanta cómo te quedo el blog !

Moira dijo...

Felicidades!!! Muy buena catársis. Para cerrar bien las puertas no hay que dejar nada adentro. TQM

Paloma dijo...

Ahora decime si no te sentis descargada. Hasta yo me liberé leyendo esas lineas! (casi sentí que hablabas de alguien cercano a mi, sobre todo por esta cuestión del egoismo y del dejar fluir)

Un beso Agus!

Hablamos pronnto platense linda :)