3.12.08

voces como ecos.

la próxima vez que me dé curiosidad saber en qué mejilla te pega el viento o si seguirás haciendo esa mueca con los labios mientras tocás la guitarra, voy a buscar una foto vieja de aquel verano, releer una carta en papel amarillento y cuadriculado o revolear por la ventana la púa que me regalaste... pero bajo ningún aspecto, desde ningún punto de vista, de ninguna manera voy a permitir que mis oídos vuelvan a escucharte la voz en un purevolume perdido (y mucho menos en vivo y en directo).

NO.

1 comentario:

f. quásar dijo...

usted sería más auditiva que visual, pues aparentemente fotos o papeles no le afectan tanto como determinadas ondas sonoras.