23.10.11

coctelera.

una amiga que reaparece después de mucho tiempo de manera inesperada y que alegremente me descoloca. un primo demasiado lejos con brazos demasiado cortos para llegar a abrazarme cuando más necesito su paz. un trabajo que no me hace feliz. una decisión tomada para terminar con esa angustia. la incertidumbre de lo que vendrá. las ganas de vacaciones, de dormir hasta tarde, de poder disponer de mis días a mi gusto y piacere. la hiperactividad y ansiedad que me dominan y no me van a dejar disfrutar de ese relax tanto como quisiera. gente que está muy lejos físicamente, una hermana cuyas rodillas quiero sostener ahora que me necesita. gente que está muy lejos afectivamente, que me reprocha mi falta de tiempo pero tampoco me presta el suyo. un hombre que sigue generándome las mismas dudas y quitándome el sueño de la misma manera que hace cinco años, cuando no éramos más que un puñado de arena y salitre. los momentos mágicos que no voy a vivir más que con él. el trilema entre las mentiras andreadelboquianas, mis impulsos y mi moral pasada de moda. un corazón muriéndose por la asfixia que le provoca el vacío. un cerebro atestado de hámsters maratonistas. el estómago apuñalado de interrogantes. las ganas de escribir, las ideas que no toman forma de ninguna palabra, todos los sintagmas que se quedan atravesados en el medio de la garganta. las ganas de irme bien a la mierda. a europa de una vez. y a buenos aires para siempre. querer ser dueña de mi vida en todos los aspectos, no darle explicaciones a nadie y poder SER.

paren el mundo, me quiero bajar.

3 comentarios:

fiskur dijo...

oh gretiña, un poco contradictoria usté, me hace acordar a un pececito.

no se baje de ningún lado, anímese

tiene todo por ganar.

Greta * dijo...

ando un poco caótica por dentro últimamente fed. pero ya vendrá una marea más mansita.
gracias por su aliento, siempre :)

Luz dijo...

una amiga que... nunca le tuve tanto cariño a las subordinadas adjetivas :)